Estudio dual en Alemania: graduarse con un pie en el mundo laboral

Quizás a muchos les suene familiar la frase: para ser alguien en la vida hay que estudiar en la universidad. Y sí, la educación es siempre una inversión. Pero en Alemania encontré que comer libro durante cinco años en la universidad, no es la única manera de obtener un título profesional, y que hay otras modalidades de estudio que están dando buenos resultados para engancharse al mercado laboral alemán.

Una vez que los estudiantes terminan el colegio tienen un abanico de opciones para construir su futuro profesional. Los más académicos generalmente se inclinan por una carrera universitaria, lo que se llamaría estudio de educación superior en Alemania.

Quienes buscan ingresar más rápido al mercado laboral, usualmente se inclinan por la formación profesional dual en Alemania, donde se combina el aprendizaje en el puesto de trabajo (Ausbildung), con las clases teóricas en una academia profesional. La formación es de tipo técnico y tecnológico, y por lo general dura entre dos o tres años.

Un punto medio entre estos dos sistemas es el estudio dual (Duales Studium), un modelo que me pareció interesante porque también combina la teoría y la práctica, pero con un nivel académico universitario.

¿Cómo funciona el estudio dual en Alemania?

En este sistema el estudiante cursa seis semestres, que le toman en promedio de tres a cuatro años, lo mismo que dura un bachelor universitario en Alemania. En ese periodo, el estudiante asiste a clases en la Universidad, Fachhochschule (universidad de ciencias aplicadas) o Berufsakademie (academias profesionales), y al mismo tiempo trabaja como aprendiz en una empresa, donde aplica lo que aprende en las aulas.

Los estudios avanzan en dos formas: por bloques o por semanas. En el primer caso, el estudiante se dedica de lleno tres meses a la teoría y luego otros tres meses a la práctica, alternando los bloques hasta terminar los estudios. En el segundo caso, los estudiantes asisten a sus clases durante unos días de la semana y los otros días los dedican a la firma que los contrató.

Lo que resulta altamente atractivo para algunos jóvenes, es que durante sus estudios reciben un salario que puede oscilar entre los 500 y los 1000 euros mensuales. Claro está que el monto varía dependiendo del tamaño y la estabilidad de la empresa. En algunos casos, las firmas también se hacen cargo del costo de los estudios, para que el estudiante se enfoque en aprender y no se preocupe por deudas.

Para iniciar este camino, el estudiante debe buscar por su propia cuenta la empresa. En las páginas de algunas universidades alemanas que tienen programas duales, hay listas de los “partner” que están vinculados y ofertan vacantes para aprendices. También hay portales de búsqueda como azubiyo.de donde se pueden encontrar las ofertas de las empresas, por lugar y profesión (Buscar ofertas para Duales Studium).

Lo bueno, es que al final de los estudios los jóvenes salen con su título de grado profesional (bachelor por lo general) y experiencia laboral en su hoja de vida. Esto sin contar que muchos logran engancharse a la empresa que los contrató, que participó en su formación, y de alguna manera los moldeó de acuerdo a sus necesidades.

¿Es efectivo hacer un estudio dual en Alemania?

Este modelo viene madurando desde la década de los años setenta cuando las empresas Bosch, Daimler Benz y SEL, crearon la primera Berufsakademie en el Estado de Baden Württemberg, precisamente para integrar la formación profesional a las necesidades de la industria.

A decir verdad, Alemania es pionero en este tipo de educación, que ha servido de modelo para otros países, dentro de ellos Colombia. De ser bien implementado en nuestro país, este sistema podría darle un nuevo estatus a la formación para el trabajo y de paso ayudaría a reducir las tasas de desempleo juvenil.

Según estadísticas de la Duale Hochschule Baden Württemberg– la única universidad de carácter estatal dedicada exclusivamente a esta modalidad- más del 85% de sus estudiantes terminan sus estudios con un contrato de trabajo, en la compañía donde hicieron su aprendizaje. Un porcentaje alto de jóvenes que logran ingresar al codiciado mercado laboral alemán.

En el 2014 Alemania tuvo la tasa de desempleo juvenil más baja de la Unión Europea (7,7% cuando la media del grupo fue de 22,2%). Un índice que se mantiene (7,1%), de acuerdo a las estadísticas de desempleo de enero de 2016. Algo deben estar haciendo bien los alemanes.

No todo es color de rosa

Una de las desventajas que tiene este sistema es que los estudiantes carecen de tiempo libre, vacaciones e incluso de sábados para poder cumplir con el exigente ritmo de estudio y trabajo. Por eso, muchos jóvenes  prefieren la educación tradicional en la universidad, que si bien es exigente, les permite tener tiempo para disfrutar su vida de estudiantes.

Además, en Alemania los jóvenes cuentan con diversas becas para estudiar en Alemania, tema que amplié en el post Cómo hacer un posgrado en el exterior sin ser millonario. Por lo que, recibir un salario mensual mientras estudian, no hace una gran diferencia a la hora de escoger entre un estudio dual y uno tradicional.

El otro problema con el Duales Studium es que los cupos en las universidades que tienen este tipo de programas son pequeños (30 estudiantes promedio) y las ofertas de las firmas “peleadas”. Esto hace que la competencia sea feroz a la hora de buscar un cupo, y solo los mejores o los estudiantes con perfiles más atractivos para las empresas logran vincularse.

Los estudiantes extranjeros tienen espacio en este sistema, pero a la hora de aplicar deben pasar una serie de pruebas. No solo conseguir una empresa que esté dispuesta a vincularlo, sino contar con un nivel de alemán avanzado y tener todos los certificados de estudio validados y reconocidos.

Un tema que puede dificultar la aplicación es la validación del título y las notas del bachillerato, teniendo en cuenta que mientras en Colombia los estudiantes hacen once grados en el colegio, en el “Gymnasium” alemán son 13, y las universidades alemanas tienen en cuenta las materias cursadas y si el estudiante tiene un conocimiento previo que le permita alcanzar el nivel de exigencia que el estudio dual requiere.

Nada para desanimarse, pero sí para tenerlo en cuenta e informarse muy bien a la hora de aplicar.

Foto cortesía Freepik

2 comentarios sobre “Estudio dual en Alemania: graduarse con un pie en el mundo laboral

  1. Interesante este sistema de formación dual para los estudiantes por la oportunidad de estudiar y trabajar al mismo tiempo, ya que en muchas ocasiones los estudiantes se dedican a estudiar y cuando van a buscar trabajo lo primero que les piden es experiencia motivo por el cual, a muchos profesionales se les ha dificultado vincularse al mercado laboral. Muy bien por este aporte tan importante.

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s