¿Qué hacemos los colombianos en el exterior por la paz?

Muchas veces el hecho de estar lejos, nos lleva a pensar que no podemos hacer mucho. Lo cierto es que nuestra contribución a la construcción de la paz en Colombia, es una pieza fundamental en ese engranaje que tenemos que hacer entre todos para tener el país que anhelamos.

Sin ir más lejos, las remesas que envían miles de colombianos en el exterior se han convertido en un músculo financiero, no solo para sus familias en Colombia, sino para la economía del país. Solo en el 2015, las remesas que enviaron los emigrantes colombianos sumaron US$4.968 millones. Cifra nada despreciable que se suma a los millones de dólares que los colombianos en el exterior han enviado desde hace años y que están impulsando el desarrollo del país.

Al componente financiero, hay que añadirle las manifestaciones de apoyo a los compatriotas desde el exterior. Por la paz, pero también en contra de la violación de derechos humanos, y para sentar una voz de protesta frente a temas sensibles como el abandono en que se encuentra el campo colombiano. Desde las calles y las redes sociales, los colombianos en el exterior hemos encontrado una forma de expresar que pese a la distancia, el país nos duele y no somos ajenos a lo que pasa en nuestra tierra.

Pero, ¿qué más podemos hacer? Eso les pregunté a un grupo de colombianos que viven por fuera de Colombia desde hace algún tiempo. Después de recopilar sus respuestas hice un listado, con esas acciones, que parecen pequeñas, pero que son importantes y van sumando en la construcción de la paz y de ese nuevo país que tanto queremos.

Colombiano ayuda a colombiano:

Ser solidario con los mismos compatriotas que están en el extranjero y que pueden necesitar de nuestra ayuda, es un pequeño paso hacia la construcción de la paz. Pasar la voz a otros colombianos cuando sabemos de alguna oferta laboral; avisar cuando nos enteramos de algún apartamento que está disponible en la ciudad donde vivimos; o simplemente orientar a ese coterráneo recién llegado, son acciones sencillas que construyen país desde el exterior.

Los grupos de colombianos en Facebook son una buena iniciativa, no solo para organizar encuentros, sino para colaborarnos mutuamente. Así como participamos activamente en las discusiones sobre el acuerdo de paz, podemos responder las inquietudes de aquellos que necesitan orientación sobre temas, de los cuales tenemos conocimiento.

Vivir en otro país trae consigo el reto de empezar a construir ese sentido de colectividad desde fuera. Eso implica desprenderse de la cultura del individualismo y de la creencia arraigada de que para sobresalir hay que hundir al otro (como diríamos en Colombia: el vivo vive del bobo).

En palabras de Javier B., un colombiano en Argentina: “Queremos a los colombianos pero de lejos. Debemos ayudarnos, al otro colombiano que lo necesita, darle prioridad a los compatriotas, vernos como parte de un colectivo. Si yo ayudo a que haya oportunidades para todos, avance para todos, eso construye paz”.

Compartir otra perspectiva del país:

Estar fuera nos permite ver la situación de nuestro país desde otro ángulo. En Colombia resulta fácil saturarse hasta el hastío, de la información que nos llega por medio de los medios de comunicación nacionales. Algunos parcializados desde sus juntas directivas y otros, sin el tiempo o la disposición para tomar distancia, dejar el inmediatismo y hacer análisis que nos permitan ver las situaciones que atraviesa nuestro país desde todas sus aristas.

En palabras de Mario C., un colombiano en Suiza: “vivir fuera del país, le da a uno otra perspectiva de lo que se está viviendo ahora en Colombia; ayuda a tener un panorama más amplio del problema. Yo creo que es importante compartir esto con los familiares y amigos en el país, esta visión más externa, para que cada quien pueda formarse una opinión más informada, ya sea a favor o en contra”.

Además de acceder a otras fuentes de información, la experiencia misma de vivir en otro país, nos permite ver que el mundo trasciende lo que conocemos y a lo que estamos acostumbrados; nos despierta de ese letargo donde se volvió normal vivir con zozobra, o ver morir a los niños de hambre. Afuera, uno se vuelve más consciente de esos problemas que se volvieron paisaje en Colombia, pero también de la necesidad de aportar desde donde estamos para generar un cambio.

En palabras de José I., un colombiano en Alemania: “la educación es la clave para transformar las sociedades, y todo lo que se pueda hacer por mejorar la educación en todos los niveles, ya sea individual o colectivo, especialmente en las nuevas generaciones, es la forma expedita para construir la paz”.

Ser embajadores de nuestro país: Colombia es pasión

A Colombia todavía la asocian en el exterior con drogas y delincuencia. Con los últimos acontecimientos, la imagen hoy se inclina hacia un país dividido, donde la mayoría le dijo no a la paz. Sin embargo, la responsabilidad de crear una imagen positiva del país, no solo recae en el Presidente, Shakira o James, sino en cada colombiano que reside en el exterior, que con sus acciones demuestra que los colombianos somos gente buena, cálida y trabajadora.

En palabras de Vanessa R., una colombiana en Alemania: “el mayor aporte es nuestro propio comportamiento en el exterior. Creo que uno de los factores  del éxito de una sociedad se basa en el sentido de pertenencia al grupo. Yo me siento orgullosa de ser colombiana y trato de demostrarlo dando buen ejemplo, aclarando dudas a mis compatriotas y rompiendo estereotipos negativos de nuestra cultura”.

Los artistas juegan un papel importante en la construcción de esa imagen. Y no solo me refiero a quienes son reconocidos internacionalmente, sino a quienes a una pequeña escala difunden la cultura colombiana.

Hace unos meses conocí en un evento a la Compañía Folclórica Colombiana en Frankfurt, un grupo de bailarines dirigidos por Ketty Castillo, que le han apostado a difundir el folclor colombiano en Alemania. Por redes sociales, me encontré con Fernando Z., ingeniero electrónico de profesión, pero quien hoy se dedica en Berlín a contagiar a otros con la cultura del baile.

Hay otros colombianos que han encontrado el propósito de su vida en ayudar a los demás. Menciono un ejemplo que conocí mientras elaboraba este artículo. En Nueva York está Sonia D, una colombiana que después de ser una habitante de la calle del Cartucho, se ha dedicado dentro y fuera de Colombia a rescatar personas, que necesitan un impulso para liberarse de las garras de la droga y la mendicidad.

Ejemplos hay muchos y no me alcanzaría este artículo para mencionarlos a todos. Lo importante es tener claro que cada uno, desde donde está puede poner su granito de arena.

¿Y tú, qué estás haciendo para aportar a la construcción de la paz en Colombia?

 

4 comentarios sobre “¿Qué hacemos los colombianos en el exterior por la paz?

  1. Por que hay que hay que firmar acuerdos de paz con las FARC? .Mejor crear empleo , educacion , menos impuestos para el pueblo, mas ayudas para el campesino?.Muchas gracias.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario Patricia. A tu pregunta solo puedo decir, que mientras exista guerra no veremos progreso. La guerra implica gastos y eso impide inyectarle capital a esas áreas que tú mencionas. Por supuesto, el acuerdo con las Farc no implica que automáticamente tendremos el país de las maravillas, pero nos pone en otra dirección, donde al menos, podemos intentar no seguirnos matando los unos a los otros. Saludos

      Me gusta

  2. Karina que sabes de las elecciones 2018?
    Los colombianos q conozco están muy desesperanzados y muy pocos volverían a Colombia xq aqui sienten tener una estabilidad en todo sentido q allá creen no encontrarían PERO son apolíticos y no se como esperan entonces q hayan cambios. Aun para los q estamos en el exterior y seguimos siendo Colombianos. Somos mas de 5 millones a nivel mundial q representamos Colombia pero de palabra pq la mayoría en el pequeño (gran) acto de votar no toman parte.

    Me gusta

    1. Hola. De las elecciones solo se que ya se abrieron las inscripciones para las cédulas en el exterior. Entiendo que muchos por cuestiones de distancia y apatía no se interesan por el rumbo político, social y económico del país. Pero eso es una decisión que toma cada persona al emigrar. Por mi parte sí trato al menos de mantenerme informada de lo que pasa en mi país y el siguiente año votaré por el candidato(a) que desde mis ojos de colombiana en el exterior considero que puede llegar a ser un cambio en el país. Saludos!

      Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s