Sistema de salud alemán: costoso pero efectivo

Una de las cosas que me ha sorprendido gratamente de vivir en Alemania es la atención en salud. Aunque estar enfermo nunca es un placer, ir al médico en Alemania no es un martirio, como muchas veces me sucedió en Colombia. No solo porque las citas son rápidas sino porque el trato es humano y la atención completa.

En teoría el sistema de salud alemán (o sistema sanitario alemán) tiene algunas similitudes con el colombiano, aunque en la práctica la diferencia es del cielo a la tierra.

El seguro médico en Alemania es un deber

En Alemania cada ciudadano debe tener un seguro de enfermedad: el obligatorio financiado por el Estado (GKV) o un seguro de enfermedad privado (PKV). La mayoría tienen el seguro obligatorio que se basa en el principio de solidaridad. Es decir, todos pagan el mismo porcentaje de cotización de acuerdo a los ingresos: 15,5%. Cuando una persona tiene un contrato laboral, el empleado paga el 8,2% y el empleador 7,3%.

Para afiliarse a un seguro de enfermedad privado se debe contar con un mínimo de ingresos al año. Sin embargo, las cotizaciones se fijan individualmente para cada persona teniendo en cuenta la edad y la condición de salud del usuario, entre otros.

En el sistema de salud alemán también están las famosas aseguradoras o cajas del seguro médico (buscar Krankenkassen en Alemania), las cuales cumplen un rol de intermediación. Cada ciudadano es libre de escoger la aseguradora que quiera y aunque todas no ofrecen las mismas prestaciones, las que cubren el seguro obligatorio deben prestar los servicios establecidos por ley.

Ir al médico en Alemania: el paciente es el rey

Ir al médico en Alemania

Uno de los aspectos más importantes, es que los usuarios pueden escoger su médico de cabecera o los especialistas que desea consultar, sin importar la aseguradora que tengan. Lo único importante es que el profesional preste servicios para el seguro obligatorio, que son la mayoría.

Cada médico tiene su consultorio y sus horarios de atención. Los pacientes por su parte agendan las citas directamente con el profesional las veces que lo requieran. Hay algunos que están prestos para atender sin cita, en casos donde el usuario tiene algo que es urgente (por ejemplo: un mal de estómago), pero no necesita ir a un hospital.

Los médicos en Alemania tienen sus perfiles en internet y hay sitios de búsqueda donde los ciudadanos pueden ver el profesional de la salud que está más cerca de su residencia. Lo más llamativo es que en los perfiles hay comentarios de pacientes, quienes además pueden calificar a los médicos, para que otras personas conozcan qué tan recomendado es el profesional.

Las citas con especialistas son más demoradas, principalmente con aquellos que tienen muy buena reputación. Lo bueno es que no se necesita remisión del médico general, ni pagar cuotas moderadoras. Eso sí, se cubren solo los servicios que estén contemplados dentro del paquete del seguro obligatorio.

Un punto más a resaltar es que los médicos en sus mismos consultorios, hacen los chequeos y toman las muestras de laboratorio que los pacientes necesitan. Hace poco visité una ginecóloga, que por cierto hablaba varios idiomas, entre ellos español. En su consultorio me hicieron todos los exámenes, sin costos adicionales, y cuando el resultado estuvo listo, ella misma me llamó para indicarme el procedimiento a seguir. Una maravilla.

La salud en Alemania cuesta y mucho

El sistema de salud alemán es uno de los más caros del mundo. Según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en el 2013 Alemania gastó en la atención en salud, el 11% de su producto interno bruto (PIB), un porcentaje por encima del promedio de la OCDE (8,9% del PIB).

Cifras del mismo Gobierno alemán constatan que en el 2013 el país gastó 314,9 billones de euros en la atención en salud, unos 3.910 euros por cada ciudadano, cifra nada despreciable. Ver estadísticas

Pero no solo la atención en salud es costosa; los medicamentos también. Según el informe de la OCDE, cada alemán pagó en el 2013 alrededor de 620 euros por sus medicamentos, 30% por encima del promedio del grupo (aproximadamente 470 euros). Ver artículo relacionado. Ver informe de la OCDE

Es importante aclarar que los medicamentos que son recetados por el médico, en la mayoría de ocasiones son cubiertos por la seguro. Sin embargo, se debe pagar un co-pago de 10% del medicamento para recibirlo – existe la norma de costear mínimo 5 euros y máximo 10 euros.

La buena atención en salud cuesta y mucho. Pero ¿qué vale más que la salud?

2 comentarios sobre “Sistema de salud alemán: costoso pero efectivo

  1. Qué envidia, cuantos quisiéramos tener un excelente servicio de salud pero en Colombia esto es un sueño, es a lo que menos se le presta atención, ojalá nuestros dirigentes puedan conocer por medio de este artículo como direccionar bien los recursos hacia el bienestar de los colombianos. Felicitaciones por este aporte tan interesante.

    Le gusta a 1 persona

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s