5 lugares para enamorarse de Heidelberg

Esta es una ciudad que sin lugar a dudas recomiendo visitar, cuando se animen a viajar por Alemania. No solo porque la belleza de su arquitectura, calles y paisajes es innegable, sino porque la oferta cultural está a la orden del día para que los turistas se lleven la mejor impresión de esta pequeña pero acogedora ciudad.

Heidelberg está ubicada al sur occidente de Alemania – a menos de una hora de Frankfurt en tren. Es famosa porque fue una de las pocas ciudades alemanas, que después de la Segunda Guerra Mundial resultó casi ilesa. Como era tan hermosa y un punto poco importante para la industria, las tropas estadounidenses no la bombardearon, y en su lugar la conservaron para su guarnición.

Hoy Heidelberg es una ciudad que acoge a cientos de turistas, además de estudiantes extranjeros, que llegan principalmente a estudiar en la Universidad de Heidelberg. Por eso, aunque es una ciudad vieja, hay jóvenes por doquier.

Recomendación: un solo día es suficiente para recorrer la ciudad antigüa, pero quizás se quede corto de tiempo para conocer los alrededores. Lo mejor es dedicarle al menos dos días y llevar zapatos cómodos para hacer los recorridos caminando.

Entonces ¿qué ver en Heidelberg? Aquí les dejo mis recomendados: 5 lugares para enamorarse de esta hermosa ciudad:

1. Heidelberger Schloss (Castillo de Heidelberg)

Castillo de Heidelberg

No solo es el icono de Heidelberg sino una de las ruinas más importantes de Alemania. Desde abajo su vista domina el paisaje de la ciudad vieja, y desde arriba ofrece a los visitantes una panorámica imperdible, para el álbum de los recuerdos.

Heidelberger Schloss

Para llegar a la cumbre, se puede tomar el Bergbahn (tren de la montaña) o caminar por una ruta empinada unos 20 minutos, nada del otro mundo. En el Castillo además de disfrutar de la vista, se puede visitar el Deutsches Apotheken Museum (Museo Alemán de Farmacia) y hacer una pausa junto al barril de vino más grande del mundo.

2. Alte Brücke (Puente Antiguo)

Alte Brücke Heidelberg

Este puente estilo barroco comunica el sector de Neuenheimer Landstraße con el casco antiguo de Heidelberg. Al cruzar el puente, lo primero que encuentran los visitantes es el Brückentor (Portal del Puente), una construcción de 28 metros de alto, que hizo parte de la muralla de la ciudad.

3. Altstadt (Ciudad Antigua)

Altstadt Heidelberg

El centro histórico es otra de las reliquias de la ciudad que se disfruta caminando. Sus calles empedradas conducen a los visitantes a tiempos de antaño. Allí se encuentran varias iglesias, dentro de ellas la Heiliggeistkirche (Iglesia del Espíritu Santo), así como el centro de la Universidad de Heidelberg.

4. A la orilla del río Neckar

Neckar

Andar en bicicleta por Alemania es el mejor plan del verano. Pero hacerlo alrededor del río Neckar en Heidelberg es un plan de ensueño. Cuando sube la temperatura es usual ver a jóvenes y familias enteras que salen de “picnic” al pie del Neckar, mientras disfrutan de un día de sol. Un plan económico y natural.

5. Heiligenberg

Heiligenberg Heidelberg

Si tiene tiempo de conocer más le recomiendo ir hasta Heiligenberg, una montaña desde donde se puede apreciar una vista interesante de Heidelberg, y disfrutar de la naturaleza y de las ruinas que acompañan el paisaje.

Thingstätte Heidelberg

Este es el Thingstätte, un teatro abierto que fue construido durante el gobierno de Hittler y que hoy todavía es usado para eventos culturales y conciertos ocasionales.

4 comentarios sobre “5 lugares para enamorarse de Heidelberg

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s