5 cosas que hacen feliz a un colombiano en Alemania

Piense en esas cosas pequeñas que lo hacen feliz. Bueno, cuando uno vive en otro país, esa lista se empieza a engordar con cosas, que antes se tenían y que hoy se añoran. Quizás no es el caso de todos, pero al compartir con otros colombianos en Alemania, me he dado cuenta que nos sentimos felices cuando hacemos cosas que nos recuerdan nuestro país, nuestra familia y el entorno donde crecimos.

Aquí les va mi top 5 de esas cosas, que ante los ojos de los demás resultarían insignificantes, pero que  le pueden cambiar el día a un colombiano cuando vive al otro lado del charco.

1. Disfrutar de una tarde de sol después de un largo invierno

primavera-en-alemania

Mirar el pronóstico del clima en Alemania y saber que los días que vienen serán soleados no tiene precio; especialmente después de vivir varios meses como una marmota, hibernando en la madriguera bajo los efectos de la calefacción.

Como lo abordé en mi post “¿Qué extrañamos los colombianos en Alemania?”, el sol es una de esas cosas que se añoran, porque está ausente por una temporada larga del año – y cuando sale no calienta mucho que digamos, excepto en verano cuando la temperatura puede subir hasta los 40°.

Por eso, la llegada de la primavera en Alemania es un sueño para quienes estamos acostumbrados al sol. Hay que ver cómo cambia el ambiente en los días soleados, porque los parques se llenan de personas, que llegan para hacer parrilladas o simplemente para tirarse en el prado a calentarse, a veces incluso bastante ligeros de ropa.

2. Hablar en el mismo idioma

hablar-en-el-mismo-idioma

Una de las cosas que me produce una sonrisa de oreja a oreja es encontrarme con amigos latinos y poder hablar en español. Quizás porque me gusta hablar y usualmente encuentro las palabras exactas para describir lo que pienso cuando hablo en español, como diríamos en Colombia “me siento en mi salsa”.

Ese sentimiento también lo experimento cuando me encuentro por causalidad con alguien que habla mi idioma. Ya me ha pasado en viajes de tren, en alguna tienda o en eventos, donde solo es necesario intercambiar miradas y reconocer el acento, para darse cuenta que el otro también habla el mismo idioma. Es lindo intercambiar experiencias, para darse apoyo, compartir tips, o simplemente para dejar que la lengua materna fluya. Algunos encuentros con otros connacionales han sido tan amenos que hasta hoy mantenemos el contacto.

3. Consumir comida de la “tierrita”

arepa-colombiana

Cuando me quiero dar un gusto, siempre pienso en algo colombiano. Se me hace agua a la boca pensar en una arepa con queso, un plátano maduro, un patacón con “hogao” o un pedazo de papaya madura, la fruta que más extraño y que es todo un lujo gastronómico en Alemania.

Es curioso ver como esas cosas que antes hacían parte de la dieta diaria, pasan a ser un placer para ocasiones especiales, al vivir como expatriado en un país donde la comida es bastante diferente.

Encontrar productos colombianos en Alemania no es difícil, pero generalmente son costosos y no están en los supermercados convencionales. Hay que buscarlos en tiendas chinas o especializadas. Hace poco descubrí un colombiano que hace tours por el país para llevar los productos de la “tierrita” a los coterráneos que viven en distintas ciudades de Alemania. En su carrito carga desde pulpa de fruta congelada hasta aguardiente Blanco del Valle. Solo hay que llegar a su punto de venta y estar atento a los días de su visita, que generalmente anuncia en su página de Facebook.

4. Ir a una fiesta en una casa y poder bailar

bailar-en-fiestas-alemanas

No soy muy rumbera, pero cuando voy a una fiesta siempre quiero bailar. Cosa que no pasa mucho en las fiestas alemanas, donde el sabor está en la cerveza y en una charla amena y tendida – diferencias culturales que llaman. Por eso, cuando he tenido la oportunidad de bailar lo he gozado al máximo, especialmente ahora que mi esposo también me sigue el paso.

La última vez que lo hice fue en el cumpleaños de un amigo colombiano, donde había alemanes y latinos. Mientras nosotros nos apropiamos de la sala para bailar, los locales encontraron su espacio en la cocina, porque no hubo poder humano que los convenciera de soltar el cuerpo para unirse a la rumba.

5. Escuchar comentarios positivos sobre Colombia

comentarios-positivos-sobre-colombia

Algo que me genera mucha alegría es que cuando digo que soy colombiana, asocien mi país con cosas positivas como las frutas, el café o con figuras como Shakira o James, quienes con sus talentos han mostrado otra cara de Colombia. Incluso algunos conocidos de países como Rumania, me han dicho que conocen a Colombia por las telenovelas románticas de los años ochentas y noventas, que se hicieron muy populares por esos lados. Aunque no soy amante de las telenovelas, prefiero eso, a las “narcoseries” de los últimos años, las cuales reafirman esa imagen ligada al narcotráfico que tienen muchos extranjeros sobre nuestro país.

Y a tí ¿qué cosas pequeñas te hacen feliz en Alemania?

 

Fotos (bandera de Colombia, emoticón y bailarines): Freepik

7 comentarios sobre “5 cosas que hacen feliz a un colombiano en Alemania

  1. A veces dentro del mismo pais cuando viajamos a una ciudad diferente a la nuestra extrañamos cosas, entiendo co mas razon lo que se debe sentir al no tener acceso a las cosas que nos gustan y que nos hacen falta para sentirnos bien. Pero me alegra que ya el sol se este’ dejando ver porque eso les sube el a’nimo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Nadie valora lo que tiene hasta que lo pierde pero es asi por diferentes circunstancias queremos salir de nuestro hermoso pais aunque nos duela y es una causa principal la desigualdad de calidad de vida por la parte economica tan estratificada y mal repartida.

    Me gusta

    1. Si…Colombia siempre será la casa y por eso la recordamos con cariño. Y claro, nadie puede negar los múltiples problemas que aquejan a Colombia y lo mucho que hay por mejorar. Eso se hace evidente cuando se vive en un país como Alemania, del cual hay mucho por aprender.

      Me gusta

    1. Hola Julian…me da mucha emoción saber que mis textos les permiten a mis lectores recordar con cariño nuestro país de origen… Colombia siempre será mi casa y es bueno recordarla con alegría. Saludos de vuelta y seguimos en contacto

      Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s