Teilzeitarbeit: trabajar para vivir

Tener un trabajo bien pago, que nos guste, pero además que nos permita tener tiempo para la familia, los proyectos personales o simplemente para rascarnos la barriga los fines de semana, es el sueño de muchos.

El mío también y en Colombia es bastante difícil llegar a ese punto. En Alemania tener el trabajo de los sueños (Traumjob) tampoco es sencillo. Sin embargo, encontré una modalidad de empleo que está tomando fuerza y que permite tener más tiempo libre,  sin caer en la ruina económica.

¿De qué se trata?

El Teilzeitarbeit o Teilzeitjob (trabajo a tiempo parcial en Alemania) es una modalidad de trabajo donde el empleado labora menos horas que uno contratado a tiempo completo (Vollzeitarbeit). En la práctica las personas trabajan un promedio de 25 a 35 horas a la semana, pero pueden ser más o menos.

La forma clásica de Teilzeitarbeit es donde los empleados laboran cinco días a la semana en horarios reducidos y fijos (solo la mañana o solo la tarde). Esta forma es usada especialmente por las mamás, quienes necesitan estar disponibles para sus hijos, cuando ellos regresan del jardín o la escuela.

Otra forma de Teilzeitarbeit es la flexible, donde el empleado puede tener distintos horarios cada semana. La oferta de empleos en esta modalidad es alta en el área de ventas, logística, limpieza o donde se requiere personal en distintas horas del día. Para encontrar ofertas solo digite en Google Teilzeitjobs Deutschland. (Vea también Los trabajos que los alemanes dejan para los inmigrantes).

Algo importante del trabajo a tiempo parcial es que tiene las mismas prestaciones sociales que un trabajo de tiempo completo (sozialversicherungspflichtig Beschäftigte). Es decir, el empleador asume la mitad del pago de las prestaciones sociales en Alemania (seguro médico, seguro asistencial, seguro de desempleo y pensión para la jubilación). La otra mitad la asume el empleado, suma que es descontada de su salario bruto. El seguro de accidentes laborales lo paga por completo el empleador.

Esto los diferencia de los Minijobs,  trabajos parciales remunerados con 450 euros mensuales. Para los minijobs aplica el salario mínimo en Alemania: 8,50 euros por hora (lo que equivale a trabajar unas 53 horas al mes); aunque hay empleos donde la hora puede ser mejor remunerada. En este caso el pago llega completo, pero el empleado debe asumir el costo de sus prestaciones sociales de forma independiente.

Otro aspecto a resaltar es que cualquier persona con un trabajo a tiempo completo puede solicitar la reducción de horas laborales, para tener un trabajo a tiempo parcial (Teilzeit- und Befristungsgesetz). Eso sí, se deben dar una serie de condiciones para que la petición sea aceptada; lo indispensable es que la empresa tenga más de 15 empleados y que el interesado haya trabajado más de seis meses.

Las mujeres: las reinas del Teilzeitarbeit

Acorde con un estudio del instituto IAB (Institut für Arbeitsmarkt und Berufsforschung), en el 2014 había 38,2 millones de personas empleadas, de las cuales casi la mitad (49,8%) son mujeres. Lo que llama la atención es que de ese total de mujeres trabajadoras (unos 19 millones de mujeres), 11 millones estaban en la modalidad de Teilzeitarbeit.

Mientras que los hombres en su mayoría se inclinaron por esta modalidad de trabajo porque no encontraron uno de tiempo completo o porque estaban cursando estudios, las mujeres argumentaron que lo hicieron para dedicar más tiempo al cuidado de sus hijos, de personas que necesitan su atención o por obligaciones familiares y personales.

Lo bueno, lo malo y lo feo de trabajar en Alemania a tiempo parcial

Mi experiencia con el Teilzeitarbeit es corta, pero aquí les cuento mi punto de vista desde el trabajo que tengo como vendedora en un Bäckerei.

Aunque está lejos de ser mi Traumjob, lo bueno es que me permite tener algunos ingresos, avanzar en el aprendizaje de mi idioma, adentrarme en la cultura alemana y además me deja tiempo libre para dedicarme a lo que realmente me gusta.

El trabajo es en la modalidad flexible y por lo general los horarios de cada mes se planean con 15 días de anticipación, para que los empleados conozcan cómo será su jornada durante el mes y sus días de descanso. Lo malo, es que por lo general cada semana se altera el horario y uno debe reacomodarse, porque siempre hay alguna persona incapacitada, otra de vacaciones o algún evento importante que lleva a cambiar lo planeado.

En estos casos es importante tener disponibilidad de tiempo y ser flexibles, para poder cumplir con las responsabilidades. Además, porque aunque tengo un contrato laboral de 25 horas por semana, por lo general siempre hay horas extras por cubrir.

Y en este punto, entro con lo feo. En los horarios de trabajo son comunes las jornadas de 9 horas seguidas en turnos de 5:00 a.m. a 2:00 p.m., bastante agotadoras, especialmente porque las pausas son solo de 30 minutos, o a veces de menos cuando la panadería está llena de clientes.

Hay que ser muy organizados  si se desea tener un Teilzeitarbeit flexible y al mismo tiempo dedicarse a otras actividades laborales o de estudio. Todo un reto después de una jornada intensa de trabajo. A veces viene bien, simplemente salir a dar una vuelta o tomar una siesta, para eso también me doy permiso.

Creo que de eso se trata el Teilzeitarbeit, de trabajar para vivir y no de vivir para trabajar. Aunque por lo general no se gana lo mismo que con un Vollzeitarbeit, se cuenta con tiempo, algo que he aprendido a valorar por estos lados.

 

Foto portada cortesía Freepik

4 comentarios sobre “Teilzeitarbeit: trabajar para vivir

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s