Comenzó el verano señores…

Después de mucha espera llegó la hora de sacar el “chingue”, darse una buena depilada y alistar las chancheltas porque llegó el verano señores, la estación más divertida del año para quienes añoramos el sol y los planes al aire libre.

Este es mi segundo verano en Alemania. El año pasado llegué justo para esta época y debo confesar que no lo disfruté como debía, quizás porque estaba acostumbrada a los días de sol. Pero después de mi primer invierno en Alemania, este año estoy más preparada para gozarme cada segundo: quiero andar en bicicleta por Alemania, asistir a cuanto picnic me inviten y disfrutar de los deliciosos helados italianos que se venden por esta época.

El verano arrancó oficialmente el 21 de junio, el día del solsticio de verano, sin embargo el calorcito en el cuerpo se empezó a sentir desde mayo. Durante este mes  el clima en Alemania es bastante variado y difícil de pronosticar: una combinación de sol, lluvia y viento que me recordó el clima de mi ciudad natal, Popayán, donde hay que andar con el paraguas en el bolso porque la lluvia siempre puede caer de sorpresa. Lo curioso es que a este lado es posible ver, después de un día lluvioso, un sol resplandeciente a las 7:00 p.m., cuando estoy más lista para descansar que para salir.

La cultura alemana del verano

En verano uno se da cuenta donde están los 80 millones de habitantes que tiene Alemania, que durante el invierno parece que se esfumaran. Hay que ver como se llenan de gente los parques y zonas verdes en cuanto hace un poco de calor. Es como si alguien diera la orden de salir de las casas, porque hay que disfrutar del sol, eso que en Colombia tenemos gran parte del año.

A falta de sanchoco, los fines de semana se hacen asados o picnics en los parques o junto a los ríos que cruzan por muchas ciudades. No faltan las cervezas ni las carnes, en especial las salchichas alemanas. Claro que los locales también incluyen vegetales y ensaladas en sus asados y como acompañante en sus comidas. Pero debo decir que muchas ensaladas tienen más salsas que vegetales, como sucede con la famosa Kartoffel Salat– una mezcla de papa y mayonesa- que no entra en mi categoría de ensalada.

Lo impresindible es la cerveza alemana, que se toma como si fuera jugo. Por eso, en esta época son muy populares los Biergarten, una especie de restaurante al aire libre, donde la gente se reúne los fines de semana o al finalizar la tarde a “echarse sus polas” y a pasar un rato agradable con amigos y familiares. En estos restaurantes generalmente se sirven los platos típicos de la región, por eso, si quiere probar algo de la ciudad que visita en verano, no deje de pasar por un Biergarten.

A mostrar el cuerpo

verano-en-alemania

El verano es la mejor época para iniciarse en el deporte, porque los días son largos y no hay excusa para quedarse en la casa. Hay que salir a recobrar energías y a mover el cuerpo para bajar esos kilos de más ganados durante el invierno, y poder lucir ese bikini o la “tanga narizona” que se quedó guardada en el closet durante meses.

Solo hay que darse una vuelta por los corredores de peatones y bicicletas, o en las zonas para trotar que tienen los parques, para darse cuenta cómo se incrementa el número de adeptos por el ejercicio físico. El fitness es lo de menos, lo importante es aprovechar el clima y sudar una cuantas calorías; mejor aún si se hace en compañía de los amigos, la pareja o los niños, que no escatiman energías cuando se trata de ir a la calle.

Al lado de los deportistas de verano están los que simplemente salen a tomar el sol para coger algo de color. De lo que me he percatado es que los alemanes son bastante frescos a la hora de mostrar el cuerpo. No tienen problema con exhibir sus formas con poca ropa, sin importar si tienen o no los abdominales marcados, el trasero firme o las piernas libres de celulitis. En general, así como no se meten mucho en la vida de los otros, tampoco esperan que les digan nada, especialmente respecto a su aspecto físico. Creo que en Colombia somos bastante criticones, más aún entre mujeres, y eso no lo echo de menos.

Por ahora a disfrutar el verano en Alemania, que ya empezó su cuenta regresiva…

3 comentarios sobre “Comenzó el verano señores…

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s