10 consejos de la abuela para trabajar como au pair en Alemania

En lugar de preguntarle a mi abuela (que poco o nada sabe sobre este tema), le consulté a cinco chicas que trabajaron como au pair en Alemania, sobre esos pequeños consejos que le pueden dar la mano a los futuros  au pairs, desde el momento en que están armando el plan en sus países de origen.

Esta es la segunda parte del post “lo debe saber para trabajar como au pair en Alemania”, en el cual respondo preguntas que a lo mejor ya se pasaron por su cabeza si está interesado en el tema.

Sin más preámbulos aquí van mis 10 consejos de “la abuela”para trabajar en Alemania como au pair:

1- Revise muy bien dónde vive la futura familia de acogida: no es lo mismo vivir en Frankfurt, que en un pueblo a 20 kilómetros de Frankfurt. Tenga en cuenta que si vive lejos de una ciudad tendrá que ajustarse a las ofertas de cursos que hay en esa localidad (entre más pequeña, menos oferta). Igualmente considere los gastos en transporte público, porque la idea no es que invierta lo poco que gana en trasladarse de un sitio a otro.

2- Realmente cuántos niños está en capacidad de cuidar: no se trata de cuidar a los primos de la casa por un día, sino a niños ajenos que requerirán de toda su atención. Por eso, es importante ser honesto y consciente de las propias capacidades. Hacerse cargo de tres niños demandará mucho más trabajo y tiempo que cuidar a uno solo, más aún si están por debajo de los cinco años.

3- Está a tiempo de adquirir experiencia en el tema: si nunca ha cuidado niños pequeños, puede buscar una práctica en un jardín infantil en su país de origen, para que tenga una idea de lo que puede hacer cuando asuma su rol como au pair en Alemania. Durante la práctica puede aprovechar para aprender qué hacer en caso de emergencia o recibir tips de cómo entretener o calmar a los niños cuando estén en sus días difíciles.

4- Aprenda a conducir: aunque no es un requisito, tener una licencia de conducción puede ser una ventaja a la hora de conseguir una familia. Hay que tener en cuenta que en Alemania muchas familias tienen carro y cuando el au pair sabe conducir, puede hacerse cargo de llevar y recoger a los niños cuando salen del jardín o la escuela. Si tiene el tiempo, el dinero y las ganas no deje de inscribirse en un curso de conducción.

5- Busque ayuda para la revisión del contrato: el contrato que firma la familia y el au pair usualmente está en alemán. Algunas agencias que facilitan el contacto, lo traducen a español, para que el au pair conozca los términos del acuerdo. Pero si no cuenta con esta ayuda, lo recomendable es que busque asesoría de un profesor de alemán o algún conocido que domine el idioma, para que no firme ningún documento sin saber con certeza a qué se está comprometiendo.

6- Empiece a buscar su curso de idiomas en Alemania: una vez que tenga todo listo para viajar, empiece a buscar una escuela para aprender alemán en el lugar donde llegará. Usualmente las inscripciones se hacen con bastante tiempo de anticipación; además hoy la demanda de cursos es alta, por la llegada de refugiados, y en algunas ciudades es difícil conseguir un cupo. Si no quiere perder tiempo en el aprendizaje del idioma es mejor que dedique tiempo a buscar su curso desde antes del viaje.

7- Recuerde que una familia no es una empresa: los au pairs en promedio deben trabajar 30 horas a la semana (6 horas diarias), tiempo en el cual deben realizar tareas establecidas. Sin embargo, la dinámica de una familia no es siempre la misma, y seguramente tendrá que acomodarse a situaciones imprevistas. Es importante establecer acuerdos, para evitar abusos o malos entendidos. Sin embargo, recuerde que la integración con la familia de acogida es vital, para que pueda disfrutar el tiempo en el extranjero y se lleve lo mejor de la cultural local.

8- Prepárese para los días negros: como en toda familia llegarán días en los cuales resultará difícil comunicarse, entenderse y lidiar con el cuidado de los niños. Tampoco faltarán los días de extremo frío, los domingos de soledad y los momentos de nostalgia por lo que se dejó atrás. En esos días tenga presente la valentía que tuvo al dar el salto, salir de su zona de confort y de arriesgarse para seguir su sueño.

9- Active su vida social: en el curso de idiomas estará en contacto con otros extranjeros e inmigrantes en Alemania. No se cierre a la posibilidad de conocer otras culturas, intercambiar experiencias y hacer amigos. Igualmente, puede buscar el contacto con otros connacionales o au pairs que estén en su misma ciudad o localidad, quienes le pueden dar la mano cuando tenga dificultades o lo pueden escuchar cuando necesite desahogarse en esos días negros.

10- Aliste el plan posterior al trabajo como au pair: durante su periodo como au pair vaya alistando el plan de lo que quiere hacer después, especialmente si su intención es estudiar en Alemania. Algunos au pairs recomiendan armar el plan desde antes de viajar; otros aconsejan primero, darse la oportunidad de conocer la cultura alemana, el clima y el estilo de vida del país para saber si realmente desea quedarse por un tiempo más prolongado. Pero si se siente a gusto y quiere estudiar en Alemania o hacer un voluntariado, no espere hasta el último día para buscar información y hacer los trámites correspondientes. Alemania es un país altamente burocrático y todo requiere tiempo, a veces mucho más del que se imagina.

Foto portada: Pressfoto Freepik

2 comentarios sobre “10 consejos de la abuela para trabajar como au pair en Alemania

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s