Lo que debe saber antes de entrar al gimnasio en Alemania

Si desde hace tiempo quiere ponerse en forma, buscar un gimnasio en Alemania (Fitnessstudio) es una buena alternativa. Sin embargo, hay un par de cosas que debe tener en cuenta, antes de salir a pagar una membresía. Nada para asustarse, simplemente reglas alemanas y particularidades que quizás le resulten extrañas, pero que vale la pena conocer para que no lo tomen por sorpresa.

Hablaré desde mi experiencia con el gimnasio Venice Beach, cadena que tiene varias sedes en el estado de Baden Württemberg. Hago la aclaración porque he leido post de otros colegas y así como coincidimos en algunos puntos, en otros, cada uno ha tenido una experiencia diferente. Así que considero prudente no generalizar.

Aquí empiezo con mi conteo.

1- Cada quien por su lado

Quienes han estado en el mundo del fitness, quizás no tengan problemas a la hora de entrar en un gimnasio en Alemania, donde la gente es bastante autónoma. Cada quien hace su rutina, leen las indicaciones de las máquinas y prueban los ejercicios de forma independiente. El entrenador está para orientar a quienes pagan servicios personalizados o para dirigir las clases grupales que ofrece el gimnasio..

Mis primeras dos semanas en el Fitnessstudio fueron para ubicarme en ese microuniverso de máquinas y deportistas. Después tuve mi cita con el entrenador, quien me hizo una rutina general para empezar. No me gustó, pero debo confesar que no le ayudé mucho, porque no tenía un objetivo concreto en ese momento; simplemente quería hacer ejercicio por cuestiones de salud. Así que recibí una rutina que podría hacer cualquier persona.

Este gimnasio ofrece servicios personalizados mucho más completos, pero cuestan unos euros más. Contratarlos es lo ideal si uno tiene el presupuesto. En mi caso, he aprovechado las clases grupales, donde hay entrenadores que pueden corregir las malas posturas y de paso me dan ideas para hacer mis rutinas cuando voy sola. También me ayudo de Apps y de entrenadores que tienen canales en Youtube; pero soy consciente que corro el riesgo de terminar lesionada si no hago los ejercicios correctamente.

2- Zapatos para el gimnasio

zapatos-gimnasio en Alemania

Por sentido común, en el gimnasio se debe usar ropa deportiva y una toalla para secar el sudor. Lo que resultó nuevo para mí es la regla de usar zapatos exclusivos para el gimnasio, eso es bastante alemán y responde a una necesidad de mantener el espacio de entrenamiento, lo más limpio posible.

Recuerdo que el primer día no puse mucha atención al cartel con las reglas del gimnasio. Así que llegué con los tenis que usualmente utilizo para trotar y no me los cambié. Al terminar mi rutina, la recepcionista, bastante seria, me recordó que no debía usar los zapatos que traía de la calle dentro del gimnasio, aunque fueran deportivos. Ahora tengo unos tenis que solo uso en el gimnasio. Pero de tanto en tanto la recepcionista me mira los pies a mi salida, para comprobar que en efecto, me cambié los zapatos.

No se si esta es una regla general, pero para evitar malos ratos y que lo miren como “bicho raro”, es mejor preguntar por las reglas del gimnasio, que seguramente las tendrán enmarcadas en algún lugar visible del establecimiento.

3- Zonas exclusivas

zonas exclusivas -gimnasio en Alemania

En el gimnasio donde voy hay pendones que indican en qué áreas pueden entrenar hombres y mujeres y cuáles son exclusivas para “ellas”. Esto es importante que lo tengan en cuenta los hombres a la hora de entrar al gimnasio, para evitar llamados de atención.

Hay zonas donde también es permitido entrenar en calcetines para quienes desean sentirse aún más cómodos. En las clases grupales las niñas pueden usar solo tops para ejercitarse, pero al salir a la zona de entrenamientos deben usar una camiseta, para evitar el contacto del sudor con las máquinas y colchonetas para abdominales.

Es importante llevar una toalla lo suficientemente grande como para cubrir la espalda. También me llamaron la atención porque el primer día llevé una toalla muy pequeña que solo servía para secarme el sudor del rostro…cuando se trata normas y reglas, los alemanes van al extremo.

4- En el vestidor y en el sauna: como llegó al mundo

sauna- gimnasio en Alemania

Una cosa que me llamó la atención la primera vez que fui al gimnasio, fue ver en los vestidores  a las chicas desnudas,  mostrando su cuerpo con total soltura y naturalidad. Me sorprendió gratamente que no se sienten cohibidas ante la mirada de las otras cuando están sin ropa, cosa que a mí todavía me genera cierto pudor.

Después, una amiga me habló sobre la cultura del cuerpo libre en Alemania (Freikörperkultur). Y no tiene nada que ver con el exhibicionismo, sino con el gozo de  experimentar el cuerpo al natural, sin temor a avergonzarse. Esa cultura no solo se vive en las playas nudistas, sino también en espacios como  los vestidores, las duchas y los saunas, donde se asume la desnudez con total normalidad.

Aunque aún no me siento cómoda mostrando mi cuerpo desnudo en estos espacios, ya no me sorprendo al ver a las otras haciéndolo. De hecho, me genera admiración que les importa muy poco, lo que otros puedan ver o criticar, porque finalmente es su cuerpo.

5- Nada de llamadas telefónicas

Otra cosa que me sorprendió en el gimnasio es el silencio que impera. Cuando ponen música, lo hacen a un nivel casi imperceptible. Por eso, es mejor llevar el propio playlist con las canciones que lo motivan para hacer ejercicio.

Lo usual es llevar el teléfono móvil para escuchar música y de paso utilizar las Apps para entrenar y cronometrar tiempos. Lo que debe tener en cuenta es que en algunos gimnasios como el mío, está prohibido telefonear dentro del espacio de entrenamiento, para no molestar a quienes hacen la rutina con el molesto ruido de una conversación.

Así que es mejor tenerlo en modo silencio y salirse del área de entrenamiento si la llamada no da espera.

¿Has estado en un gimnasio en Alemania? ¿Cómo fue tu experiencia? Déjamelo saber en los comentarios.

 

5 comentarios sobre “Lo que debe saber antes de entrar al gimnasio en Alemania

  1. Hola, pues yo he estado en gimnasio Alemán, no obligan a cambiar los zapatos, los monitores vienen a preguntar si necesitas ayuda o a corregirte como en España, la música es normal ni fuerte ni floja, se usa el teléfono y las zonas son totalmente unisex, es cierto lo del nudismo jijij pero está bien . Es una cadena de gym se llama fitnessfuture pero obligan a pagar todo un año, es decir obligación de contrato. Y si quieres pagas 5€ y puedes consumir las bebidas que quieras. Mi experiencia es esa pero supongo que en cada zona es muy diferente. Yo vivo en Hannover ahh por cierto si no hablas inglés o alemán no puedes inscribirte. Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. A sí…por eso lo aclaré al inicio del texto que no se podía generalizar. Y lo del idioma también me pasó. Fue todo un rollo poderme comunicar en alemán, porque me inscribí cuando todavía no había avanzado mucho en el aprendizaje del idioma…pero el entrenador hizo su esfuerzo por entenderme…

      Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s