Cómo hacer un posgrado en el exterior sin ser millonario

Contrario a lo que muchos creen, no es necesario ser millonario, tampoco un genio, endeudarse de por vida, hipotecar la casa, vender hasta las medias, o llegar al extremo de prostituirse para hacer un posgrado en el exterior. Es posible hacerlo en una buena universidad, con presupuesto moderado, pero hay que salir del cascarón y buscar las oportunidades.

Para los que estaban buscando ese empujón, les cuento cómo iniciar su búsqueda en Alemania, el país donde vivo y donde he encontrado un abanico de posibilidades de estudio. Sí, para personas como usted, que quieren mejorar su nivel educativo y tener la experiencia de vivir en el exterior sin quedarle debiendo el alma al diablo.

¿Por qué hacer un posgrado en Alemania?

En Alemania hay distintos tipos de formación profesional, tema que ampliaré en un próximo post. Lo que me interesa contarle en este, es que en el país hay una oferta vasta de universidades alemanas, de buena calidad que son financiadas por el Estado.

Independiente de cuánto devenguen los padres, el estudiante no paga por la educación. Sin embargo, sí deben pagar una contribución que se destina al financiamiento de servicios para los estudiantes, por ejemplo, las instalaciones deportivas, las residencias y comedores universitarios, entre otros.

El importe que pagan los estudiantes varía entre 150 y 250 euros por semestre, mucho menos de lo que se paga en universidades de países vecinos de la comunidad europea, y hasta menos de lo que paga un estudiante en una universidad privada en Colombia, aún con el euro por los aires.

Además de los costos, las universidades alemanas son reconocidas por la calidad de sus programas académicos. Vale la pena darle un vistazo a los rankings internacionales. Si bien están lejos de competirle a las universidades estadounidenses, al menos 4 alemanas están dentro de las 100 mejores del mundo en el Ranking de Shanghai.

¿Dónde buscar?

El primer referente es el Servicio Alemán de Intercambio Académico, DAAD. Dedique unos minutos a ver su página web, donde encontrará información sobre la oferta de universidades alemanas y podrá iniciar su búsqueda por las instituciones que tienen programas académicos de su interés.

En el aparte dedicado a extranjeros hay un buscador de becas. Hice el ejercicio y encontré una variedad de ofertas para colombianos, desde cursos hasta estadías para investigadores. No todas las becas para estudiar en Alemania son iguales, pero en general encontré que los estipendios para posgrados son: de 750 euros mensuales para personas con título de grado universitario y de 1000 euros para candidatos a doctorado. Además cubren el seguro médico y los gastos de tiquetes aéreos.

El DAAD tiene una oficina en Bogotá donde se hacen charlas informativas los lunes a las 8:30 a.m., espacio que puede aprovechar para ampliar información y solucionar sus dudas. Si no está en Bogotá, también puede seguir las charlas online. El que busca encuentra: link DAAD Bogotá.

Sin beca para estudiar en Alemania, también se puede

En Alemania me he encontrado con varios colombianos que viajaron para mejorar su nivel académico y de paso abrirse campo en su vida laboral. Les cuento el caso de Carlos, un joven de clase media, que sin crédito ni beca, logró culminar su maestría y hoy trabaja en una firma alemana.

Su búsqueda de universidad empezó como la de muchos, devorando información en internet. Pero fue una amiga suya, que estaba estudiando en Alemania, quien lo animó a dar el salto al otro lado del charco. Después de revisar opciones se inscribió en la Hochschule de Mannheim, una universidad de ciencias aplicadas, financiada por el estado.

Con un presupuesto apretado armó viaje. Como sabía que sus ahorros ser irían en un dos por tres, se enfocó en aprender alemán, para poder conseguir un trabajo que le ayudara a solventar sus gastos.

Haciendo este post me enteré que los estudiantes extranjeros en Alemania reciben una visa que les permite trabajar. Muchos buscan Minijobs, trabajos a tiempo parcial remunerados con 450 euros mensuales (8,50 euros por hora, que equivale al salario mínimo en Alemania). En estos trabajos, por lo general los estudiantes trabajan unas horas a la semana en horarios flexibles, lo que les permite asistir a sus clases, y devengar unos euros para su sostenimiento.

A lo largo de sus estudios, Carlos tuvo varios trabajos a tiempo parcial que le permitieron mantenerse. Igualmente, al final de su carrera aplicó a un subsidio de sostenimiento que provee el DAAD: 400 euros mensuales hasta la graduación. Un alivio para las finanzas de un estudiante que viaja sin beca.

Inscríbase en un curso para aprender alemán

Si quiere estudiar en Alemania una de las cosas que deben hacer es aprender alemán. La mayoría de universidades que ofrecen programas en alemán le pedirán como requisito tener un conocimiento del idioma a la hora de aplicar. Y aunque hay programas que son en inglés, el idioma lo necesitará para comunicarse con otros y vivir la cultura alemana.

Conversando con varios colombianos me enteré que en algunas universidades sus estudiantes pueden aprender alemán mientras avanzan con sus estudios de posgrado. Alejandro es uno de esos colombianos. Llegó hace dos años a Alemania para hacer su maestría en ingeniería electrónica. Aunque tener un buen rendimiento académico sin dominar el idioma fue todo un desafío, con la práctica forzada logró dominar el alemán y hoy está ad puertas de recibir su título.

“El primer día de clases no entendí nada. Intenté grabar mis clases, pero nunca las escuché. Al principio me demoraba más en entender, era un proceso lentísimo, porque por cada frase tenía que buscar palabras en el diccionario. Los profesores saben que hay mucho extranjero, pero igual dan su clase en alemán. Yo recomendaría aprender por lo menos hasta B2 de alemán (intermedio avanzado) antes de viajar”, relató Alejandro.

Otras recomendaciones de colombianos:

Ahorrar: aunque el costo del semestre es barato, la vida en Alemania no lo es, y los pesos se esfuman como espuma.

Aprender a cocinar: es una forma de ahorrar, porque comer en restaurantes puede resultar costoso o poco saludable si se opta por comida chatarra. También es una forma de recordar los sabores colombianos.

6 comentarios sobre “Cómo hacer un posgrado en el exterior sin ser millonario

  1. Qué buen artículo. Muy motivador. He estado pensando en dar el siguiente paso y lanzarme a lo desconocido, teniendo un colchón económico decente con el cual pueda sostenerme al menos unos meses. Llegué por casualidad a tu blog y ha sido genial porque necesitaba leerte. 🙂

    Me gusta

    1. Que lindo saber que lo que escribo te sirvió Nesly, porque esa es la intención: motivar a otros a que busquen nuevas experiencias, que puedan ver la vida desde otra perspectiva…solo es cuestión de buscar las oportunidades y las puertas se abren…ánimo y para adelante con esos sueños…

      Me gusta

  2. […] Revise si tiene los recursos propios suficientes, si sus padres pueden ayudarlo o si debe acudir a una beca- no deje de darle un vistazo a las becas del DAAD. El tema del financiamiento no es secundario, y aunque en Alemania es posible trabajar durante sus estudios, no puede depender de esa posibilidad. Al inicio, a lo mejor deberá dedicarse por completo a sus estudios; además, así como puede tener suerte en la búsqueda de un empleo, el proceso también puede ser demorado, especialmente si no está en capacidad de hablar en alemán. Sin embargo, creo que el que está interesado, busca y finalmente encuentra (ver: cómo hacer un posgrado en el extranjero sin ser millonario). […]

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s