“Kolumbien verstehen” un blog para entender la otra “Colombia”

Por esas casualidades que suceden a través de las redes sociales, hace algunos meses me encontré con el blog “Kolumbien verstehen” (entender a Colombia). Como predice su título es un blog sobre Colombia escrito para alemanes. Lo novedoso es que está enfocado en temas espinosos que usualmente no son abordados por los turistas que nos visitan: la política, el conflicto armado y las historias detrás de esa Colombia subterránea que pocos se atreven a descubrir.

“Cómo entender un país marcado por la violencia desde hace décadas, donde sin embargo viven los habitantes más felices del mundo…Un país que hasta hace unos años era catalogado como un “estado fallido” y una “narcodemocracia” y hoy es la “estrella en ascenso” y un “modelo de república””, se pregunta Stephan, el alemán detrás de Kolumbien verstehen.

¿Quién es Stephan y de dónde surge esa motivación para escribir sobre Colombia?

La historia llegó a mis oídos hace un par de días cuando ambos acortamos distancias entre este y el otro lado del charco a través de skype.

El romance entre Stephan y Colombia comenzó en el 2007 cuando llegó a Bogotá para hacer un intercambio académico en la universidad Javeriana, como parte de la maestría en estudios latinoamericanos que cursaba en la Universidad Católica de Eichstätt-Ingolstadt (KU).

¿Y por qué Colombia y no otro país de Latinoamérica? Le pregunté. Con esa honestidad que caracteriza a los alemanes me respondió que no quiso seguir los pasos de sus compañeros de clase, quienes escogieron países reconocidos por el turismo y con menos titulares negros en la prensa.

“Los alemanes tenemos muchos prejuicios frente a Colombia y yo quería descubrir qué tanto de eso, era verdad”, argumentó.

A esto se sumaron dos razones que resaltó uno de sus docentes: la posición estratégica que tiene Colombia al estar en la mitad del continente y el español que se habla: claro y entendible para el oído de un extranjero.

De los prejuicios que había escuchado sobre Colombia se encontró con otra realidad: “Las drogas son un problema, pero no todos los colombianos son narcotraficantes. Así como en Alemania no todos somos nazis, como algunos todavía creen”, me dijo risueño con ese acento que aún delata sus orígenes.

Una vez terminó su intercambio académico decidió quedarse en Colombia como voluntario, con trabajos que le permitieron adentrarse en la cultura colombiana. Hizo trabajo comunitario con los jesuitas, sirvió como orientador y profesor de inglés en una comunidad juvenil en Boyacá y cuando tuvo más experiencia trabajó como guía turístico para orientar a otros alemanes, que viajaban a descubrir el país que él ya no quería dejar.

Después de saltar de un trabajo a otro, en el 2012 logró vincularse a las Brigadas Internacionales de Paz (PBI), donde estuvo acompañando la labor de los defensores de derechos humanos en Colombia. Fue allí cuando descubrió que el conflicto armado estaba en las regiones y donde vio de frente la otra cara del  país, esa que desde las ciudades simplemente se ignora.

Regreso a Alemania: el choque cultural inverso

Después de esa experiencia en Colombia, Stephan regreso en el 2014 a Alemania. Duró poco, lo necesario para encontrar de nuevo su camino al otro lado del charco.

“Fue duro volver de un país donde hay problemas tan grandes, a uno donde el mayor problema  que tiene una persona es no poder comprarse el último Smartphone o que el tren llegue unos minutos tarde”, me dijo Stephan desde su habitación en la Candelaria en Bogotá.

Un año más tarde inició estudios de doctorado relacionados con el vínculo entre los medios de comunicación y los defensores de derechos humanos en Colombia. Con una beca del DAAD regresó al país de Gabo para seguir descubriendo a su gente y su historia. De sus experiencias han surgido relatos que ha publicado en distintos medios de comunicación y gran parte de ellos en su blog: Kolumbien verstehen.

“Escribo sobre Colombia para despertar la atención de Alemania sobre este país. Me parece que los medios de comunicación alemanes con la firma del proceso de paz dieron el tema por terminado. Pero eso es erróneo, Colombia necesita del apoyo de la comunidad internacional como observadores críticos en la aplicación del proceso de paz”, resaltó Stephan.

¿Te gustaría volver a Alemania? le pregunté para cerrar la entrevista. “Sí en el futuro”, me respondió. De las cosas que extraña: la seguridad de su país, la costumbre del reciclaje y en especial la comida y la cerveza alemana…

Si te gustó la entrevista, te invito a descubrir el blog de Stephan:

Kolumbien verstehen

Anuncios

3 comentarios sobre ““Kolumbien verstehen” un blog para entender la otra “Colombia”

  1. Interesante la experiencia de Stephan, solo viviendo en nuestro país se puede determinar si los rumores sobre la mala imagen que han promovido unos pocos es cierto. No desconocemos que hay muchas cosas por mejorar como; la inseguridad, fallas en la implementación de la justicia, y desorganización en algunos ministerios, entre otros, pero también resaltamos muchas fortalezas como la alegría y cordialidad de la gente; solidaridad con personas que llegan de diferentes países, la gastronomía increíble y variada que tiene nuestro país. Esperamos que Stephan sea uno de esos embajadores que necesita Colombia para rescatar la imagen de nuestro país.

    Le gusta a 1 persona

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s